Nada colectivo



SYNDIC magazine entrevista a:
○ Francesca Alessandro

Definición profesional: 
○ Arquitecta
○ Gestora cultural

Proyectos:
@nadacolectivo
@galaxxia
@proyectolocus

Campos de acción:
○ Cultura colaborativa
○ Política de cuidados
○ Buenas prácticas
○ Derechos laborales en cultura





Entre el ruido, ¿a qué prestas atención de manera consistente?
Los cuidados y la metodología feminista.


Desde Nada Colectivo me han ayudado en muchas cosas. La más reciente, Francesca me ha ayudado a entender el IVA de una asociación sin ánimo de lucro, ha prestado su tiempo, conocimiento, experiencia y empatía en compartir información que ha hecho posible mi vida menos miserable (¡ay el IVA!). Pero otras muchas cosas que me ha dado Nada Colectivo han sido espacios seguros de reflexión, conversaciones amigas sobre malestares, aprendizaje y conocimiento sobre un contexto, comprensión en un momento en que ni siquiera sabía que ‘los cuidados’ existieran fuera de las teorías. Sin lugar a duda es innovador.

Nada Colectivo aporta al concepto de innovación un punto de vista realista y honesto formulado a través de un proceso abierto. Mi experiencia con ellas ha sido lo más cercano a un sindicato para trabajadoras autónomas del sector cultural español. A la vez, ha sido también lo más cercano a un grupo de apoyo constituido para desnudar el malestar y mostrar ideas, a veces solo desde la intuición pero que conjuntamente pueden ensamblar un cuerpo de trabajo, un análisis de la problemática con alternativas.

Y así nacía Nada Colectivo: “desde un punto de vista del posicionamiento político y de la intención a nivel artístico pero también desde un punto de vista emocional, una palabra más simple: nos hicimos amigas, muy muy amigas”. Al principio el grupo eran siete personas, pero Nada Colectivo es todas a la vez y, otras veces, otras tantas más a ratos. Francesca Alessandro, Iris Sofía Hernández, Ana CSC, Laura Corradi, Irene Sempere, Belen Soto y muchas otras personas que han dejado su huella se juntaron con ganas de cambiar cosas ¡Y tanto que si lo han hecho! Encuentro a encuentro el cuidado ha marcado las experiencias culturales y profesionales de muchas personas: no todos jóvenes, ni del ámbito de las artes, han conseguido expandirse más allá de Madrid, impactando en las formas de hacer y generar proyectos - especialmente interesante es su habilidad para descentralizar fondos y poner en valor proyectos más allá del marco centralista de la cultura como fueron los proyectos ‘Xuntanza’ con Cinema Semente en Ourense y ‘Cuidadanías’ con LaFábrika detodalavida en Badajoz, proyectos apoyados a través de la convocatoria anual de Galaxxia.

Camminare con Lentezza, 2017.  ︎Nada Colectivo

Nada se fue definiendo en el proceso, no hubo plan de negocio previo. El marco legal - asociación cultural sin ánimo de lucro - quedó decidido por la necesidad de tener una entidad jurídica pero sin más alternativas por las limitaciones y falta de recursos. Los privilegios se hacen muy evidentes en la imposibilidad de reunir el capital fundacional para hacer una sociedad limitada por ejemplo, pero también en los costes o exigencias de una cuenta bancaria (aunque sea ética). Y es que el posicionamiento político - base común de la iniciativa de las integrantes - está presente a cada paso: todos los roles y acciones son atravesados por la metodología y posicionamiento político, desde la comunicación a la gestión económica.

Pero por supuesto la metodología también se manifiesta en la programación y actividades que se llevan a cabo; se ve en los valores y formas de trabajar, se hace palpable en el trato con agentes colaboradores. La metodología se traspasa a una actitud y compromiso interiorizado y presente a cada paso. Uno de sus primeros proyectos, ‘Camminare con Lentezza’, muestra esta actitud en el trabajo, el compromiso con la cooperación y reciprocidad materializados en encuentros con ánimo de compartir saberes, de aprender en colectivo. Lo que ha permanecido después es el vínculo, convirtiendo la figura de gestor cultural en facilitador de puntos de encuentro, de huecos que nos salven de la competición imperante.

En nuestra conversación Francesca declara: “Lo que genera un espacio seguro es la intención de generarlo” lo cual es un reto dentro del paradigma de estructuras y sistemas culturales actuales. En esa frustración, Helena Gallego, Belen Soto y Niko Barrena desde el malestar y la precariedad crearon la plataforma Galaxxxia - otra muestra de la permeabilidad de Nada Colectivo en el que hay diferentes satélites generando iniciativas y proyectos.

Galaxxia es una plataforma de personas que simplemente hacen esto: están juntas y se apoyan.


Esta actitud innovadora de dedicar esfuerzos y recursos en crear espacios no competitivos y de apoyo se despliega en diferentes proyectos e iniciativas que además son itinerables, exportables y replicables en en otros contextos porque se construyen en base a las relaciones y presencias que los hacen posibles.  El apoyo mutuo como objetivo y como proceso, ¿cómo es eso posible? Podemos imaginar que dificil, Francesca responde tajante: “es un ejercicio y lucha constante de medirnos, la tentación de echar todas las horas del mundo porque te encanta y crees en ello se tiene que enfrentar con el ‘hasta aquí tengo que llegar’. Los límites y las escalas no son algo negativo”. Trabajar desde las dinámicas del apoyo, también las propias, es sin lugar a duda innovador.

TWINDR en Pinta Malasaña, 2018. ︎Nada Colectivo


© 2021 All Rights Reserved