David Macho


SYNDIC magazine entrevista a:
@david_macho_69

Definición profesional: 
○ Artista anarquista
○ Instagrammer

Representado por:
The Rats Company
House of Maricas

Campos de acción:
○ Pintura
○ Buenas prácticas
○ Salseo bueno



Entre el ruido, ¿a qué prestas atención de manera consistente?
Los deadlines, el trabajo y la organización.


David Macho es artista anarquista, específicamente pintor y folclórico de Instagram. En su cuenta de Instagram @david_macho_69 dispara mordaces críticas a influencers, machitos varios, #artistas y otros especímenes que navegan las redes sociales.

Vocal, inconformista y crítico con la escena cultural nacional con brutal honestidad (algo que claramente se necesita) desde su experiencia en primera persona del ser “artista de la pista”. En sus monólogos en stories de Instagram se pelea constantemente contra esa glamourización de una figura de artista, creador, persona--con--muchos--followers u otro tipo de personajes para incansablemente señalar la precariedad laboral en la cultura y la maldita mierda que es ser autónomo.

En una entrevista entre el glitch de Jit.si, David comparte sus dos principales referentes: Samantha Hudson y Andy Warhol. Ambas grandes figuras de la performatividad y que él toma como modelos para encarnar y criticar la identidad del artista contemporáneo de este siglo: desde las redes sociales y con un posicionamiento crítico.

“Enfoco mi práctica para que los objetos y toda la producción que haga - pinturas, camisetas, pendientes - no sean tan representativos como lo puedo llegar a ser yo”


Campaña para WEEKDAY. 2021 📸 Ana Álvarez @pinusflash
Campaña para WEEKDAY. 2021 📸  Ana Álvarez @pinusflash

La esencia de David Macho es caricatura y exageración que llega a su pintura llena de alusiones a la cultura popular y el contenido digital que todos consumimos de manera abrumadora. Cada cuadro de gran formato está compuesto por múltiples escenas miniaturistas en un plano espacio-temporal confuso y abigarrado: simultáneamente hace convivir el documental de Rocíito, Mickey Mouse y un frame de la trilogía Twilight.

Siguiendo su línea, toda su práctica cuestiona conflictos éticos y polémicas de forma provocativa. David ofrece sus puntos de vista a través de videos selfies en primer plano para Instagram en los que divaga de manera crítica y punzante sobre personajes, situaciones o temas controvertidos. Su intención es hacer estallar el positivismo impostado en el mundo influencer para forzar un cuestionamiento y posicionamiento individual.

Su carrera en Bellas Artes ya empezó con un interés por la creación de tableros de juego y la performance. Su formación académica continuó con el Máster en Investigación en Arte y Diseño en la UAB con el que principalmente aprendió a “odiar a la institución desde un punto muy bueno y con conciencia”. No le falta razón al afirmar que el circuito museo “está pocho y casposo”, un espacio en el que le encantaría participar pero no con las condiciones de precariedad desde las que ahora mismo funciona.

Campaña del reloj G-Timeless de Gucci. 2020.
Campaña del reloj G-Timeless de Gucci. 2020.

Actualmente su nombre está vinculado a The Rats Company, agencia de talento y casting en Madrid, y a House of Maricas, plataforma digital de visibilización de artistas queer. En esta última plataforma dedicada a dar apoyo a la comunidad LGTBI+ trabaja Eloisa Blitzer, manager y amiga de David: persona de confianza a la hora de mover su trabajo, dar apoyo, elegir entre las propuestas que le llegan y, muy importante, negociar las condiciones económicas (algo que los jóvenes profesionales de la cultura no siempre sabemos hacer bien). De esta colaboración surgió el encargo de Gucci en 2020. Recientemente David también ha creado contenido para PlayGround y un #ad para WEEKDAY con fotos de Anna Álvarez.

En su búsqueda de alternativas ante el degenere de la institución y el circuito clásico del arte, las empresas privadas con las que ha trabajado le han tratado bien, dándole libertad de crear permitiendo “estirar su performance todo lo que quiera”. Además de mejor compensación económica, trabajar con marcas y empresas privadas le ha permitido llegar a otros públicos y explorar otros canales. Al fin y al cabo, David pregunta: “¿Quién va al museo?” Porque entre sus proyectos ideales no se encuentra el MACBA, más bien una colaboración con Canadá para realizar un videoclip en el que pueda desplegar su imaginario en formato video o animación. También le interesa mucho el ámbito de la moda y le encantaría trabajar con ropa y buena confección, como la diseñadora y marca Maria Escoté.

Esta claridad y transparencia sobre cómo trabaja y cuáles son sus clientes le han llevado a ser etiquetado de vendido. Así lo contó en sus stories, a las que C. Tangana respondió “I feel you”. Sin más polémica, David defiende que nadie debería avergonzarse porque su aspiración sea no preocuparse de la cuenta bancaria a cada minuto. Desde sus posiciones críticas huye del imaginario del artista vocacional sufridor que se alimenta de ideas y trabaja-por-amor-al-arte. Todo lo contrario, el David Macho que él performa quiere ser un disfrutón a pesar de que la vida, y la cuota de autónomos, no siempre se lo permita.







© 2021 All Rights Reserved